Spread the love

Debido a la reciente crisis económica en muchos países, muchas empresas han tenido que hacer frente a las luchas financieras.

Y las empresas, muchas de ellas, han tenido problemas para gestionar préstamos no garantizados.

Por lo tanto, son varias las compañías que buscan alternativas de financiación y préstamos para negocios llegando a la opción, entre ellas de recurrir a sus propios activos como garantía para los prestamistas.

A este tipo de financiamiento se le conoce como financiamiento de préstamos basados en activos.

Resultado de imagen para financiamiento de préstamos basados en activos.

Por lo tanto, la financiación de préstamos basados en activos es un proceso en el que los activos de la empresa se utilizan como garantía para obtener un préstamo de los prestamistas.

La mayoría de las veces la empresa toma esta decisión cuando necesita tener más capital de trabajo para propósitos de expansión.

En todos los préstamos basados en activos, los intereses del prestamista están asegurados por los activos del prestatario, que también determina qué tan grande será el préstamo al que pueda acceder una empresa.

Es bueno tener en cuenta que tanto las empresas pequeñas como las grandes pueden calificar para este tipo de préstamos para negocios.

Estos incluyen mayoristas, minoristas, distribuidores e incluso proveedores de servicios.

Resultado de imagen para mayoristas, minoristas, distribuidores

Sin embargo, muchos de los prestamistas quieren una empresa con un balance estable con activos sólidos.

¿Quién utiliza préstamos basados en activos?

Estos préstamos son generalmente recomendables siempre que una empresa necesite un capital para mantener en funcionamiento todas sus actividades comerciales normales.

Por lo tanto, la empresa hace uso de sus activos para dejarlos en garantía y solicitar así un préstamo.

Resultado de imagen para actividades comerciales normales

¿Qué uso de la empresa como garantía?

A muchos prestamistas les gusta tomar las cuentas por cobrar como garantía principal. Sin embargo, una empresa aún puede usar sus equipos, maquinaria, bienes raíces e inventario como garantía.

¿Qué determina el monto del préstamo a obtener?

No todas las empresas pueden recibir la misma cantidad de préstamo. A veces, el prestamista no puede dar la cantidad que solicita una compañía debido a ciertas reglas que guían el proceso de préstamo.

En general, una empresa puede pedir prestado entre el 75% y el 80% del valor de las cuentas por cobrar de la empresa.

Resultado de imagen para prestamista y prestatario

Si el inventario es el que se coloca como garantía, el porcentaje al que se podría tener acceso sería de un 50% con respecto al valor del inventario.

¿Cuánto cuesta?

El costo de estos préstamos depende del valor de la garantía utilizada, el monto del préstamo otorgado y el riesgo general involucrado.

¿Cómo funciona el proceso para el préstamo?

Antes de que un prestamista acepte otorgar un préstamo a una compañía determinada, debe realizar una investigación sobre el estado financiero de la compañía, el tipo de garantía que se utiliza y revisar los libros financieros de la compañía.

Resultado de imagen para proceso para préstamo

¿Cuales son los beneficios?

Los préstamos basados en activos son muy beneficiosos para una empresa de las siguientes formas:

  • Se puede obtener rápidamente: a diferencia de otros préstamos convencionales que requieren mucha documentación, los préstamos basados en activos son fáciles de obtener sin problemas mientras la empresa cumpla con los criterios de préstamo.
  • Estabilidad financiera: estos préstamos pueden amortiguar a una empresa que atraviesa tiempos económicos difíciles y restaurarla rápidamente a un estado financiero estable. Se debe al hecho de que se administran en un corto período de tiempo para aumentar el flujo de caja de la empresa.
  • Factible: como son tus activos los que están en la mesa, tanto los trámites como el disponer del préstamo es mucho más rápido y factible en comparación con otros préstamos para negocios.
  • Se atribuye al hecho de que muy pocos procesos están involucrados. Lo que debe considerarse es la posición financiera de la empresa y el valor de la garantía utilizada.
  • Flexibilidad: no viene con condiciones como otros formularios de préstamo y la empresa puede destinarlo con mayor libertad de movimiento.
  • Libre de deuda: es la mejor forma para una compañía que quiere mantenerse libre de deudas y mantener abiertas las opciones de préstamo de la compañía.