Spread the love

Cuando visitas los mejores restaurante en la Roma y disfrutas de una bebida especial antes, durante o después de tus alimentos, siempre será reconfortante tomar algo que te ayude a digerir bien la comida mexicana.

Una bebida que es excelente para esto es sin duda el tequila.

Y la mejor forma de tomar un tequila es hacerlo “derecho”, esto es, tomar la medida de un caballito directamente sin ningún tipo de acompañamiento.

Generalmente cuando te sirven el caballito de tequila de esta forma viene acompañado de sal y rodajas de limón, sin embargo, la correcta forma de tomar la bebida es sin nada.

Resultado de imagen para caballitos de tequila

De hecho, el tequila verdaderamente refinado en realidad debe consumirse solo. Saborea, respeta y disfruta de un espíritu premium que existe desde el siglo XVI.

Por supuesto, hay muchos cócteles que requieren tequila, desde la famosa margarita hasta el amanecer del tequila.

Otra bebida tradicional que no es tan conocida es la Sangrita, una bebida dulce, picante y agria hecha de jugo de naranja, jugo de tomate y chile picante.

Tradicionalmente, alternarías entre la Sangrita y un vaso de tequila premium cuidadosamente vertido.

Resultado de imagen para sangrita para tequila

Si eres un chico universitario empeñado en pasar un buen rato, prueba la bandera mexicana o la bandera como se la conoce en México.

Tome tres tomas de caballitos y llena el primero con jugo de lima fresco (para el verde), tequila blanco (para el blanco) en el segundo vaso y sangrita (para el rojo) en el tercero.

Luego bájalos de nuevo para una experiencia de sabor que no olvidarás pronto.

Curiosamente, el acto de terminar un trago de tequila con limón y sal no se hace realmente en México.

Es algo que inventaron en Estados Unidos y no es realmente la verdadera forma de reducir el sabor del tequila.

En México se llama “tequila derecho” y se conoce como la bebida para aquellos que tienen ya un gran entrenamiento tomando tequila o bien puede degustarlo así.

El limón se usa como un cazador para combatir el sabor a menudo crudo del tequila menos costoso y la sal para disminuir la sensación de ardor.

Si bebes tequila de esta forma, considera probar la canela con una rodaja de naranja ¿te lo habrías imaginado? Es una combinación poco común ¿cierto?

Algo en lo que definitivamente no soy partidario y suele ser muy común en los jóvenes es llevar el consumo de alcohol en los juegos de beber, el tequila es, por supuesto, sinónimo de golpes al cuerpo, acrobacias y atracones grupales.

El famoso “muppet”, un caballito de tequila con refresco de limón que recibe un golpe y debes tomarlo todo de inmediato, es un clásico en este tipo de competencias, pero así terminas… como cucaracha fumigada y al día siguiente con una cruda que recordarás por días.

En mi humilde opinión, una bebida como el tequila es para disfrutarse y entre mayor calidad de la bebida es mejor.

Si suelo comprar tequilas baratos para acabar fumigado, solo te sentirás pésimo y no disfrutarás de la velada ni del momento.

Tu paladar y tu espíritu merecen algo especial y algo que puedas disfrutar ya sea en su forma más pura o a través de un buen cóctel afrutado.