Viene una de las épocas más importantes para mucha gente… la Navidad.

Es una época donde se evocan muchos recuerdos, fiestas familiares junto con amistades y colegas.

Y la parte que a muchos emociona son los regalos. Y claro, alrededor de un regalo hay muchas personas y emociones involucradas. (NOTA COMPLETA: ABC)

Tomado de: Sound Cloud | Lady Antebellum

Desde las persona que fabrican los productos hasta el momento en que dicho producto llegue a su destino, junto a un lindo empaque, pasan muchas manos.

Los diversos procesos y situaciones por las que pasa “el obsequio” es tan amplio como tan hermosa es la emoción de recibirlo.

En mi caso por ejemplo, somos una empresa donde nos dedicamos a ofrecer diversos juguetes infantiles para niños de 3 a 6 años.

Así que te imaginarás la cantidad de trabajo que tenemos desde estas fechas.

Nos encontramos recibiendo una importante carga de mercancía y nos llena de emoción abrir todas esa cajas con flejes de plástico que guardan en su interior el próximo regalo para un pequeño.

Y bueno, algo que estamos por implementar este año es envolver dichos obsequios ofreciendo un empaque totalmente festivo y personalizado.

Se supone que la Navidad es un momento de alegría, y eso la convierte en una oportunidad perfecta para que podamos difundir un poco nuestra marca a través de un empaque festivo.

Una buena idea para hacer esto es incluir pequeños extras en los paquetes que pueden ser postales con mensajes de Navidad o algunas muestras gratis.

Esto demuestra que estamos adentrándonos en el espíritu navideño y devolviéndole a los clientes un “gracias” por su compra.

Si se tiene tiempo y capacidad, también podemos pensar en personalizar la experiencia con un mensaje o una nota de la empresa o del empacador.

Tratar a los clientes como personas puede realmente hacer que se sientan valorados y se puede hacer mucho para generar lealtad a la marca.

Crear paquetes festivos para nuestros productos es una gran idea en sí misma para el conocimiento de la marca.

Sin embargo, cuando se usa junto con una campaña publicitaria, se puede aumentar aún más, lo que nos brinda un mayor potencial de ventas.

Ahora es comprensible que no todos los negocios tengan los recursos para llevar a cabo unos masivos anuncios de televisión durante la fecha navideña.

Pero incluso lanzar una pequeña campaña en nuestras páginas de redes sociales tiene el potencial de aumentar significativamente la exposición de nuestros productos junto a la entrega de los productos con  paquetes festivos.

Pensar en el medio ambiente puede no parecer una opción obvia cuando se piensa en empaques festivos, pero podría ser un importante punto de venta para nuestra marca en una época del año en la que hay un aumento en los desperdicios de envases y una preocupación por ello.

Los estudios han demostrado que los consumidores se están volviendo cada vez más conscientes de los envases y plásticos excesivos.

El uso de empaques reciclados, reciclables, biodegradables o reutilizables (o una combinación de todos) puede ser un gran punto de venta y, en última instancia, puede ser el factor decisivo para que un cliente elija comprarnos o no.

Así que vamos poniendo nuevas ideas a nuestro empaque festivo para ofrecer nuestros productos en esta próxima época navideña.

FUENTES USADAS: Gibby YouTube | APLEMSA