Spread the love

En términos generales, la historia se pude transmitir de forma oral cuando una persona que estuvo en ese momento nos comparte sus experiencias, lo que vió y escuchó y lo pasa de una generación a otra.

Escuchar estas charlas puede llevar nuestra imaginación a lugares muy distantes. El problema es que se va perdiendo información y otra se va alterando.

La segunda forma de aprender historia es a través de la lectura. Lamentablemente la mayoría de los libros no suelen ser muy didácticos que digamos.

La tercera forma es a través de los museos… solo que hay unos muy… muy aburridos.

Resultado de imagen para museo interactivos

Las experiencias prácticas en las galerías de exposiciones ayudan a los visitantes a establecer una conexión personal con las personas.

Desde un museo interactivo innovador basado en computadora hasta intrigantes objetos táctiles, paneles de preguntas de “prueba tu conocimiento” y exhibiciones de fibra óptica, las nuevas galerías están poniendo una nueva experiencia para sus de exhibiciones que disfrutan sus visitantes.

Y vemos que hay otros que han cambiado. Por ejemplo, un museo que ha visto tal transformación lo vemos en el Museo de la Revolución Americana en Yorktown que ofrece una variedad de experiencias prácticas que involucran a los visitantes haciendo una conexión personal con el período revolucionario.

La exposición interactiva de Historias personales de la América colonial británica en 1763, un mapa interactivo que muestra la demografía colonial, es la primera de las siete interactivas de computadora ubicadas dentro de las galerías.

Los personajes de la Revolución con actores y atuendos de época que representan a 20 personas diferentes de la Revolución, se ilustra con imágenes de artefactos conectados a sus vidas e incorpora un cuestionario de personalidad.

Entre batallas que proporcionan información y ubicaciones en más de 150 batallas y escaramuzas de la Revolución Americana.

El juego de las batallas permite a los visitantes, usar una mesa táctil, comandar tropas durante las batallas de Cowpens, Camden o Kings Mountain en Carolina del Sur.

La Constitución y la Declaración de Derechos de los Estados Unidos presenta escenarios de preguntas y respuestas y un explorador de documentos que muestra cómo el legado de la Constitución y la Declaración de Derechos se aplica a los estadounidenses de hoy.

Un árbol de la libertad, que se se plantó a principios de 2017, invita a las contribuciones de los visitantes del museo y en línea de sus pensamientos sobre la libertad para exhibir en linternas que cuelgan de sus ramas.

Los Estados Unidos de América en 1791 es un mapa interactivo que permite comparaciones con los datos del mapa de 1763 y muestra patrones de migración.

A lo largo de las galerías, los visitantes tienen la oportunidad de tocar reproducciones de algunos de los objetos del siglo XVIII en exhibición, incluyendo un gorjal indio americano, placa de cocina, caja de cartuchos, mosquete británico “Brown Bess” y balas de cañón.

Reproducciones tocables de una caja de tabaco, pinzas de azúcar, cáscaras y hebillas de zapatos acompañan exhibiciones sobre aspectos económicos y domésticos del período revolucionario.

Una impresora de sellos operable marca papel con una impresión de sello fiscal de 1765.

Las exhibiciones de “Pon a prueba tus conocimientos”, en las que las respuestas a las preguntas se revelan detrás de paneles deslizantes, iluminan el fondo de un retrato del Rey Jorge III, artículos importados de Gran Bretaña antes de la Revolución y la saga de James Forten, un afroamericano que rechazó una oferta para ir a Inglaterra después de su captura por los británicos de un buque de guerra estadounidense.

Resultado de imagen para museo interactivos

Los botones de las pantallas de fibra óptica resaltan secciones de la Declaración de Independencia relacionadas con ideales, quejas y acciones, y trazan las rutas a Yorktown recorridas en 1781 por ejércitos británicos, estadounidenses y franceses.

Me imagino que estos son parte de los cambios que estaremos viendo poco a poco y en México ya contamos con variantes interesantes, particularmente para los niños como NatGeo Ultimate Explorer.