En muchas cocinas de todo el mundo, las mollejas se consideran algo así como una exquisitez o comida gourmet.

En México, nos gusta cocinarlas a la parrilla, fritas, en tacos o en guisos.

Para comer esta delicia, tendrás que ir a un restaurante que se especialice en carnes a la parrilla, como por ejemplo las taquizas de  Taquerías el Farolito que se especializan en carnes al asador.

Sin embargo, las mollejas también se pueden hacer en casa sin mayor complicación y la forma más popular de cocinarlas es en una parrilla de carbón o fritas.

¿Qué son mollejas?

Las mollejas son un tipo de despojos (vísceras), al igual que el hígado, callos o corazón.

Los despojos incluyen una amplia variedad de órganos, pero algunos consideran que las mollejas son el ¨caviar¨ de todas ellas.

El nombre puede no seducir a algunas personas ya que no hay una parte real del cuerpo de una vaca que se llame ¨la molleja¨.

¨Sweetbreads¨ es en realidad un término culinario utilizado para referirse a algunas de las glándulas del cuerpo de la vaca, principalmente la glándula del timo y el páncreas.

Estos son específicamente conocidos como ¨molleja de garganta¨ y ¨molleja de corazón¨, respectivamente y es lo que probablemente te ofrezcan si vas a tu supermercado y compras un paquete etiquetado como ¨mollejas¨.

Las mollejas de ternera son las más fáciles de encontrar, pero las mollejas de cordero y cerdo también se venden en algunos lugares.

¿Cómo saben las mollejas?

Muchos embutidos (hígado, riñones, etc.) comparten un sabor distintivo, fuerte y jugoso.

De estos, las mollejas se consideran como uno de los más suaves en sabor. El sabor es más suave y más cremoso que el del hígado.

Esto la convierte en un gran tipo de carne para principiantes que no han probado otras vísceras.

Si ya probaste los intestinos (los llamamos ¨tripitas¨ en México y nos gusta prepararlos en tacos), las mollejas te resultarán muy familiares.

¿Cómo se cocinan mollejas?

El tiempo de cocción de las mollejas dependerá del método que estés usando para prepararlas.

Para los guisos, algunos cocineros les gusta hervirlos en agua o leche durante aproximadamente 1 hora, antes de cortarlos en pedazos y agregarlos al guiso.

Si deseas asarlas a la parrilla o freír las mollejas, deberás cocinarlas durante aproximadamente 15 minutos por lado a fuego medio-bajo.

Si las mollejas son demasiado gruesas, quítalas del fuego una vez que estén parcialmente cocidas y tengan una consistencia sólida (y se hayan encogido un poco) córtelas a lo largo.

Colócalas nuevamente en la sartén o en la parrilla y pon el fuego a fuego alto o agrega más carbón para dorar las mollejas en ambos lados.

Antes de cocinar a la parrilla, los cocineros a veces remojan las mollejas en agua, agua salada, leche o incluso vinagre. Hacen esto suavizar la textura de las mollejas.

¿Dónde puedes comprar mollejas?

Puedes comprar mollejas en tu supermercado local.

Después de esto, solo resta seguir una de las tantas recetas que existen de nuestros talentosos cocineros mexicanos o bien, alguna receta de la abuela.

Si quieres saber más entra a Taquerías El Farolito

FUENTES: YouTube, Taquerías El Farolito,  , Cityexpress