Venimos evolucionando en todos los sentidos y esto por supuesto no deja fuera a la publicidad.

Comenzamos con la publicidad de boca en boca en donde se transmitían las últimas novedades de forma oral.

Así se dieron a conocer grandes mercaderías, rutas, mercancías y hasta los mismos comerciantes.

Nacen las leyendas urbanas y las historias los envuelven.

Cuando las letras comienzan a plasmarse en papiros, telas y demás ya es posible llevar la publicidad escrita y así van naciendo los titulares llevando lo verbal a lo escrito.

Sigue evolucionado la publicidad llegamos a ver mucho tiempo más adelante que el mobiliario urbano forma parte activa, vemos entonces la aparición de las columnas publicitarias.

Por ejemplo, notamos que el JCDecaux se creó en 1964 mientras que existe un tipo de mobiliario urbano publicitario que existe desde hace más de 150 años precisamente en forma de columna publicitaria.

Este soporte cilíndrico apareció por primera vez en Berlín en la década de 1850, creado por la impresora Ernst Litfass para combatir la publicación de moscas.

Al mismo tiempo, en París, el impresor francés Gabriel Morris, que se especializó en carteles de eventos, construyó columnas similares para almacenar equipos de mantenimiento y publicar la publicidad impresa para su empresa.

En 1900, cuando París tenía unas 200 columnas repartidas por varios distritos, la compañía Morris se convirtió en “La Société Fermière des Colonnes-Affiches”, especializada en la promoción de actividades culturales.

En 1986, JCDecaux adquirió la Société Fermière y decidió modernizar el diseño y el uso de las columnas.

Comenzaron a albergar múltiples servicios y se exportaron cada vez que las subsidiarias del Grupo ganaban licitaciones en el exterior.

Así es como se instalaron columnas equipadas con quioscos de periódicos en San Francisco, terminales de Internet en Berlín, baños públicos en Londres y contenedores de recolección de vidrio en Madrid.

Se introdujo la retroiluminación para optimizar la visibilidad y el impacto de las imágenes que se muestran.

Al igual que los quioscos de periódicos (MédiaKiosk en Francia, donde JCDecaux ha sido accionista mayoritario desde 2011), las columnas publicitarias ahora forman parte del paisaje urbano global.

En Francia, todavía se utilizan para publicitar actividades culturales, con un diseño que se hace eco de su formato histórico en muchas ciudades.

Alrededor del mundo, las columnas vienen en muchos diseños de acuerdo con los deseos de cada ciudad que adopta la columna Morris, una de las primeras piezas de mobiliario urbano publicitario.

¿Y qué viene después de esto?

Ahora vemos que dichas columnas van tomando vida gracias a la tecnología en donde la luz, las formas y el diseño hacen de estas estructuras algo no solo publicitario, sino llegan a ser incluso verdaderas obras de arte que se mezclan con el entorno.

Aquí, la creatividad publicitaria en su mensaje y su forma son esenciales para llegar al público objetivo.

En este sentido, IMU se coloca como una empresa que busca llevar tu mensaje a través de la publicidad exterior en la CDMX y varias ciudades del interior de la República… Contáctanos.

FUENTES: YouTube, IMU, Las Bodas Originales